jueves, 29 de noviembre de 2012

PERCEPCIÓN, VISIÓN Y ARTE (ANAMORFOSIS)



Las anamorfosis son dibujos que a primera vista aparecen deformados, pero al mirarlos desde una perspectiva o ángulo adecuados se elimina la deformación, pudiendo verlos en su forma natural, que normalmente da un efecto óptico de profundidad o relieve.

Este es un ejemplo sencillo, pero de gran interés por ser de los primeros ejemplos conocidos. Es una cara de niño llevada a cabo por Leonardo da Vinci hacia 1485. Para contemplar correctamente la imagen, basta situarse en el borde derecho de la pantalla.

Otra anamorfosis muy conocida es la que aparece en el cuadro "The Ambassadors", pintado en 1533 por el pintor Hans Holbein. En la parte inferior del cuadro (como se ve ampliado a la izquierda), aparece la imagen distorsionada de una calavera. Para verla menos deformada, obsérvela desde la esquina superior derecha del monito.




Una anamorfosis o anamorfismo es una deformación reversible de una imagen producida mediante un procedimiento óptico (como por ejemplo utilizando un espejo curvo), o a través de un procedimiento matemático. Es un efecto perspectivo utilizado en arte para forzar al observador a un determinado punto de vista preestablecido o privilegiado, desde el que el elemento cobra una forma proporcionada y clara. La anamorfosis fue un método descrito en los estudios de Piero della Francesca sobre perspectiva. El artista, al pintar no mira directamente la realidad sino que lo hace guiado solamente por lo que se refleja en un espejo curvo.
 Anamorfosis de un espejo cilíndrico del dibujo de una silla

Esta técnica ha sido utilizada ampliamente en el cine, con ejemplos como el Cinemascope, en el que mediante lentes anamórficos se registran imágenes comprimidas que producen una pantalla ancha al ser descomprimidas durante la proyección.


Escrito por el Instituto de Oftalmología Avanzada
Esther López Artero
Dpto. Optometría clínica. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario