jueves, 11 de febrero de 2016

¿QUÉ SON LAS POSTIMÁGENES?



La retina sensorial humana se divide en las siguientes partes: 

Los conos funcionan en condiciones fotópicas, es decir de buena iluminación. Nos dan información del color. Hay aproximadamente 7 millones en toda la retina, aunque es en la fóvea (en la mácula) donde mayor concentración hay.
Cada cono tiene una conexión directa con el cerebro y los hay de tres tipos: sensibles al rojo, al verde y al azul.
Los bastones funcionan en condiciones escotópicas, es decir, cuando hay poca iluminación. Proporcionan información del brillo y de grises. No dan información espacial. Hay aproximadamente 100 millones en toda la retina.
 
Las Células Ganglionales envían información lumínica al cerebro para el ajuste de los ritmos circadianos a la luz ambiente y para regular los ritmos de sueño. También afecta al tamaño pupilar y a la secreción de melatonina.
Los fotorreceptores en general, son las células de nuestro organismo que más cantidad de oxígeno consumen y más energía generan y están continuamente expuestos a la luz por lo que generan gran cantidad de radicales libres, que son muy dañinos para ellos.


POSTIMÁGENES

Las Postimágenes son imágenes irreales de nuestra visión. Es el  efecto que se produce cuando, después de mirar fijamente a una imagen y miramos a continuación sobre un fondo blanco se ve la misma imagen pero con otros colores.

Cómo se produce la Postimagen

Una postimagen es una percepción, no es una imagen real y tiene una explicación fisiológica.  Los conos, que son los fotorreceptores encargados de la visión del color, contienen neuronas que pueden “fatigarse” ante un determinado color y un estímulo constante. Cuando ocurre esto producen su imagen en negativo.

 
El resultado es el negativo de los colores de la imagen, la experiencia sensorial contraria, como explicábamos al principio.
Si miramos durante unos segundos al rabo rojo de la calabaza  y luego fijamos la mirada en el recuadro blanco veremos su postimagen, que no es más que la huella que ha dejado en los conos en negativo. Es decir, veremos la calabaza con  los colores originales de una calabaza de Halloween.

Este es el círculo cromático, donde pueden comprobar los negativos de los colores.



Escrito por Innova Ocular IOA Madrid
Paloma Luque Morillo
Dpto. Optometría Clínica


No hay comentarios:

Publicar un comentario