domingo, 2 de abril de 2017

ANILLOS INTRACORNEALES




Los anillos intracorneales empezaron a implantarse en 1949 con la finalidad de corregir defectos refractivos. Más tarde se empezaron a utilizar como dispositivos ortopédicos para el tratamiento de las ectasias o debilidades corneales siendo aprovados por la FDA para el tratamiento de los queratoconos en el 2004. 

Los anillos intracorneales están hechos de PMMA (Polimetilmetacrilato) con lo que son perfectamente biocompatibles. Los anillos estabilizan y aumentan la rigidez de la córnea por lo que pueden demorar la progresión de las ectasias y evitar el trasplante de córnea. Su colocación produce un incremento del espesor corneal en la periferia y se induce un aplanamiento central, disminuyen la asimetría del astigmatismo y la convexidad del cono mejorando la visión y la calidad de la misma al disminuir las aberraciones de alto orden.

Existe una gran variedad de anillos en el mercado dependiendo de su sección (Triangulares, ovalados, hexagonales), del arco (90, 120, 150, 160 y 210), de su grosor (de 0.15 a 0.35 mm) y de su diámetro (5 y 6 mm).

La cirugía se puede realizar de dos formas dependiendo de cómo se realice el túnel para la inserción del anillo; de forma manual o con láser de Femtosegundos (FS). La forma manual depende de la habilidad del cirujano, mientras que con el láser de FS se crea un canal.


ANILLOS INTRACORNEALES EN PACIENTE CON QUERATOCONO

Los segmentos o anillos intracorneales son una excelente arma terapéutica para el tratamiento de los queratoconos. Tanto los Intacs o Ferrara / Keraring son una alternativa aditiva, reversible y segura. Regularizan la córnea y frenan la progresión del cono.

Imagen biomicroscópica de un segmento o anillo intracorneal en una córnea con queratocono.

Comparativa topográfica de la córnea con queratocono antes de poner el anillo (en medio), post implante del anillo (a la izquierda) y el resultado de cómo se ha modificado la curvatura corneal (a la derecha).

Aquí os dejamos con el vídeo de la intervención de un paciente con queratocono en su OI, donde se puede ver claramente como se crea el túnel en la córnea mediante láser de femtosegundos, y el implante posterior de los anillos intraestromales en el quirófano. 
Intervención realizada por la Dra. Blanca Poyales de Innova Ocular IOA Madrid.





Dra. Blanca Poyales


domingo, 12 de marzo de 2017

LENTES ESCLERALES


Las lentes de contacto esclerales son lentes especiales RPG de diámetro grande, entre 12,50 y 25,00 mm (el doble del tamaño de una lente gas permeable típico y más grande que una lente blanda), las cuales se diseñan para que descansen en la esclera blanca, que es mucho menos sensitiva. Cuanto más diámetro, mayor apoyo escleral y menos apoyo corneal.

Las siguientes categorías en la descripción general, que aumentan en el diámetro, forman parte de la amplia categoría de las “lentes esclerales”, ya que se apoyan por lo menos en parte sobre la esclera. El tamaño más pequeño de lentes dentro de este grupo, con el área de zona de apoyo de la lente parte en la córnea y parte en la esclera, se llaman lentes corneo-esclerales o semiesclerales. Esta categoría de lentes generalmente varía entre 12.5 mm y 15.0 mm de diámetro en el ojo promedio, y en adelante le llamaremos lentes corneoesclerales.

La categoría siguiente de lentes, nuevamente con aumento en el tamaño de la lente, es una lente escleral completa, que se apoya enteramente en la superficie escleral anterior. A grandes rasgos, estas lentes pueden categorizarse como lentes esclerales grandes y lentes mini-esclerales, y existen sustanciales diferencias tanto en el área de la zona de soporte y en el diseño de las lentes. Se debe tener en cuenta que las lentes miniesclerales son inclusive más grandes que las lentes corneoesclerales; en general, las lentes miniesclerales oscilan entre 15.0 mm y 18.0 mm de diámetro.

Resulta algo confuso que el término “lentes esclerales” se use para describir lentes que en general tienen de 18.0 a 25.0 mm de diámetro, y este término también es utilizado para describir todos las lentes que tienen su punto de apoyo, al menos en parte, fuera de los límites de la córnea. 
 
Fluorograma de lente escleral con apoyo completo en esclera anterior.

La mayor diferencia aparte del área de soporte y la ubicación entre las lentes de diámetro más pequeño y más grande es la cantidad de separación que puede crearse por debajo de la lente central. En lentes de diámetro pequeño la capacidad de reservorio lagrimal en general es pequeño, mientras que en las lentes esclerales de diámetro grande la capacidad del reservorio lagrimal es casi ilimitada. Pero todos los tipos de lentes de contacto esclerales tienen la facultad de promover una buena separación apical hasta cierto grado en comparación con las lentes de contacto corneales, lo cual puede reducir el estrés mecánico sobre la córnea y es la principal ventaja de cualquier tipo de lentes esclerales.

El material para lentes esclerales ha evolucionado desde el PMMA con una baja permeabilidad a los actuales materiales para lentes, de alta permeabilidad. La permeabilidad al oxígeno del lente permite que este gas traspase la lente. El flujo lagrimal por debajo del lente, en caso de estar presente, puede también aportar lágrimas ricas en oxígeno para complementar la demanda de oxígeno de la córnea.


Las principales indicaciones de uso para este tipo de lentes de contacto son:
  1. Proteger la córnea: en patologías que cursan con: queratitis recurrentes, ectropión, entropión, sequedad ocular… 
  2.  Patologías que afectan al polo anterior: algunos síndromes cómo el de Sjögren, algunas distrofias, Stevens-Johnson o para administrar fármacos.
  3. Irregularidades corneales: es la principal indicación. En la mayor parte de los casos, se usan para neutralizar la forma irregular de la córnea: post lasik, tras queratoplastia, queratoconos.
  4. Compensación defectos refractivos: En los últimos años con el aumento de adaptaciones y los buenos resultados obtenidos también se usa para la compensación de defectos refractivos “normales”. 
  5.  Estética: Lentes pintadas a mano para ocultar defectos corneales.
  6. Se adaptan muy bien al ojo, por lo que es más complicado que se caigan.
  7. Al ser más grandes, son más fáciles de manipular, introducir en el ojo y limpiar.
  8. Son muy permeables, por lo que entra más oxígeno a la córnea.
Las lentes esclerales son una buena opción en la actualidad gracias a las nuevas geometrías y materiales más perfeccionados y permeables utilizados en su fabricación, haciendo que estas sean mucho más cómodas para el usuario.

Este tipo de lentillas son las recomendadas por muchos contactólogos y oftalmólogos a pacientes que no quieren llevar gafas, pero que por las características de sus ojos o problema visual las lentes de contacto convencionales no son una buena opción. 

Juan López González

viernes, 17 de febrero de 2017

CELULITIS PRESEPTAL


Tengo un sobrino de 13 años que es neutropénico. Ésta es una enfermedad inmunológica que le pone en peligro en las situaciones más mínimas porque su médula no hace las suficientes defensas.
Nada más empezar las vacaciones de verano me manda mi hermana una foto del niño al levantarse por la mañana así:



Me saltan todas las alarmas y le llevo a la consulta de urgencias oftalmológicas donde trabajo (IOA Madrid). Después de una exploración completa  y con el susto de todos, se diagnostica celulitis preseptal. Resultado: hospitalización. ¿Por qué tal inflamación? Pues un simple orzuelo interno que se hizo grande como un garbanzo.

¿Qué es una celulitis preseptal?
Es una inflamación de los tejidos blandos anexos al ojo, por eso se llama también celulitis periorbitaria. Es unilateral, o sea, se produce en un ojo nada más y va acompañada de dolor, inflamación severa, eritema, dolor con el movimiento de los ojos. Suele cursar con fiebre.
Lo primero que hay que hacer es buscar la causa. Generalmente está relacionada con orzuelos, dacriocistitis (inflamación de la glándula lagrimal), sinusitis, o cualquier otra infección que pueda afectar a los tejidos oculares periorbitarios. Se produce por bacterias como Staphylococus aureus, Steptococus pneumoniae, streptococus pyogenes o haemophilus influenzae  que pasan la piel del párpado, que es fina, a través de alguna puerta de entrada, como puede ser una picadura de insecto, una cirugía o una lesión, como en nuestro caso un orzuelo.
Es necesario hacer un TC de órbita y cabeza para descartar algún absceso en el hueso de la órbita que pudiera complicar más las cosas. Por supuesto se tratará con antibiótico y antiinflamatorios  hasta la completa resolución del problema.
Gracias a un diagnóstico rápido no se lió más el asunto. Acabó hospitalizado, por su situación de riesgo por la neutropenia, y  fue necesario un tratamiento intravenoso con antibióticos una semana, y otra más con antibiótico tópico y control durante un mes.
Quiero agradecer desde aquí a todos mis compañeros el apoyo en todos los momentos duros que pasamos con Manuel (mi sobrino) y en ese momento en particular que le dieron una atención inmediata y  en especial a la Dra. Ortiz de Zárate, que lo trató con rápidez y buen criterio.

Escrito por Paloma Luque Morillo.
Dpto. Optometría Clínica Innova Ocular IOA Madrid.

martes, 17 de enero de 2017

CONTROVERSIAS DE LAS LENTES MULTIFOCALES. CONGRESO SEO 2016

Desde el 21 al 23 de Septiembre del pasado año 2016 tuvo lugar el mayor encuentro de la oftalmología nacional que se convoca anualmente en el congreso de la Sociedad Española de Oftalmología, o como se le conoce por sus siglas SEO. Este año se celebraba el 92º CONGRESO SEO de su historia y se ubicó en Málaga. Además de reunir todas las especialidades de oftalmología, el programa de este año estuvo repleto de comunicaciones libres y en poster, investigación, cursos de actualización, casos clínicos y maniobras quirúrgicas de interés; en esta edición se contó con varios simposios patrocinados.

Queremos aprovechar esta entrada para resumir y contar las conclusiones que se sacaron en el simposio titulado "CONTROVERSIAS DE LAS LENTES MULTIFOCALES. Paciente NO ideal. ¿Le pongo una lente multifocal?". Coordinado por el Dr. Francisco Poyales (Director Médico de Innova Ocular IOA Madrid) y patrocinado por MEDICAL MIX.
Lo que hizo tan especial a este simposio fue la novedad del formato: Un cara a cara, en el que dos expertos (uno defendiendo A FAVOR de poner LIOs Multifocales y otro en CONTRA) se enfrentaron en un escenario de debate. Los encuentros fueron de cinco minutos de duración (bajo cronómetro), donde el público fue el protagonista valorando la opinión más acertada, mediante mandos de votación inteligente.  

Los nueve temas controvertidos sobre pacientes "candidatos si o no" al implante con LIOs Multifocales sobre la mesa de debate fueron los siguientes: 

  • 1. PACIENTE CON CATARATA UNILATERAL:
    • Dr. Francisco Argüeso defendió SI a implantar LIOs Multifocales
    • Dr. Gonzalo Bernabéu defendió el NO

Con un 67,3% de los votos de la sala ganó el "SI" al implante de LIOs Multifocales en los casos de catarata unilateral.
  • 2. PACIENTE CON GLAUCOMA CONTROLADO:
    • Dr. Aitor Fernández defendió el SI
    • Dr. Alfredo Castillo defendió el NO 
Con un 51,5% de los votos ganó el "SI" al implante de LIOs Multifocales para los pacientes con glaucoma controlado.

  • 3. PACIENTE CON ALTERACIÓN MACULAR ESTABLE: 
    • Dr. David Adreu defendió el SI
    • Dr. José Luis Bueno defendió el NO

Con el 82% de la votación ganó el "NO" al implante de LIOs Multifocales en los pacientes que sufren de alguna alteración macular estable.

  •  4. PACIENTE CON PSEUDOEXFOLIATIVO ASIMÉTRICO: 
    • Dr. Julio Ortega Usobiaga - SI
    • Dr. Ramón Lorente - NO
Con el 54,8% de los votos ganó el "NO" a los implantes de LIOs Multifocales en los casos de pseudoexfoliativo asimétrico.
  •  5. PACIENTE AMBLÍOPE:
    • Dr. Francisco Poyales - SI
    • Dr. Alberto Villarubia - NO 
 
El 67% de los asistentes al simposio NO implantarían LIOs Multifocales en casos de amblopía




  • 6. PACIENTE POST LASIK:
    • Dr. Fernando Llovet - SI
    • Dr. Federico Alonso Aliste - NO
Ganó el NO al implante con LIOs Multifocales en los pacientes intervenidos de cirugía refractiva.



  • 7. PACIENTE CON FIBROMIALGIA:
    • Dr. García Madrona - SI
    • Dr. Carlos Martín - NO

Con el 50,8% de los votos ganó el "SI" al implante con LIOs Multifocales en los pacientes con Fibromialgia.
  • 8. PACIENTE CON PUPILA GRANDE:
    • Dr. Soler - SI
    • Dr. Joaquín Fernández - NO
Con el 68,9% ganó el "NO" al implante de LIOs Multifocales en pacientes con pupilas grandes.
  • 9. PACIENTE CON QUERATOCONO:
    • Dr. José Alfonso - SI
    • Dra. Victoria de Rojas - NO
Con el 83,9 % de la votación ganó el "NO" al implante de LIOs Multifocales en casos con Queratocono.

De los 9 debates sobre las "CONTROVERSIAS DE LAS LENTES MULTIFOCALES" ¿Cuándo sí  o cuándo no es un buen caso para implantar este tipo de LIOs?, podemos sacar las siguientes conclusiones según las opiniones que vencieron por mayoría entre los asistentes que votaron en el simposio. Los pacientes candidatos para la cirugía con implante de lentes intraoculares multifocales serían aquellos:
  • Con o sin catarata, da igual con que sea unilateral o bilateral. 
  • En los casos de glaucoma, aquellos que lo tengan controlado.
  • Pacientes sin alteraciones maculares, aunque éstas sean estables.
  • Pacientes que no presenten pseudoexfoliativo asimétrico.
  • Pacientes no amblíopes
  • Pacientes no intervenidos de cirugía refractiva previamente.  
  • Pueden ser candidatos aquellos enfermos de fibromialgia, valorando cada caso en particular.
  • Pacientes con pupilas no muy grandes. 
  • Aquellos pacientes que no presenten queratocono.  
De todas formas, hay que puntualizar que estas son solo las conclusiones sacadas entre los asistentes de la sala, pero hay diversidad de opiniones entre los cirujanos con respecto a estas "controversias sobre las LIOs Multifocales y no nos podemos ceñir a un "SI" o un "NO" tajantemente, sino a que la idoneidad de cada paciente depende de la evaluación del caso con sus particularidades, motivaciones, expectativas, pros y contras. 
D.O.O. Esther López Artero
Dpto. Optometría clínica