sábado, 21 de abril de 2012

SUPERAR LA BARRERA DE LOS SENTIDOS

Me gustaría dedicar este espacio normalmente lleno de "visión" y "ojos", a una de las mujeres más ejemplares que han existido en nuestra historia reciente. Su nombre es Hellen Keller, y supongo que más de uno habrá escuchado sobre su historia alguna vez, sobre todo  porque significa un ejemplo de superación personal.

Hellen nació en Tuscumbia, Alabama, en 1880. Su verdadera historia comienza cuando a los diecinueve meses de edad se queda ciega y sorda debido a una enfermedad muy grave de la que nadie se esperaba que pudiera salir.

Al principio de su infancia Hellen resultó ser completamente incontrolable debido a que carecía de los dos sentidos fundamenteles, y de la capacidad de hablar, lo que hacía imposible que pudiera comunicarse con otros humanos. Pero sus padres pronto se dieron cuenta de que Hellen era muy inteligente, a pesar de su rebeldía, y contactaron con el Instituto Perkins para ciegos de Watertown. Desde aquí enviaron a Hellen a la mejor profesora que una niña con sus características podía tener; la joven Anne Sullivan, quien iniciaría un largo y fructífero trabajo pedagógico que duró 49 años.

"¿Habéis estado alguna vez en el mar en medio de una densa niebla cuando parece que una tiniebla blanca y tangible nos encierra.y el gran buque, tenso y ansioso, avanza a tientas hacia la costa con plomada y sonda, y uno espera con el corazón palpitante a que algo suceda? Antes del comienzo de mi educación yo era como ese buque, sólo que no tenia brújula ni sonda, ni modo de saber a que distancia estaba el puerto. ''Luz ¡Dadme luz'', era el grito silencioso de mi alma, y la luz del amor brilló sobre mí en esa misma hora"
Hellen Keller



Anne utilizaba el tacto para enseñar a Hellen como eran las cosas que le rodeaban. Un día se dió cuenta de que Hellen relacionó el tacto del agua con el movimento que le había descrito sobre la palma de la mano. Hellen enseguida aprendió a nombrar las cosas que su maestra le enseñaba con diferentes signos de las manos sobre su palma, de tal modo que cinco años después ya dominaba hasta 70 señas diferentes, que empleaba para comunicarse con su familia.

Anne Sullivan
"Esa mañana, después de llegar, mi maestra me condujo a la habitación y me dió una muñeca. La habían envíado los niños ciegos del Instituto Perkins y la había vestido Laura Bridgman, pero yo solo me enteré de esto más tarde. Cuando yo hube jugado un rato con la muñeca, la señorita Sullivan deletreó lentamente en mi mano la palabra'' muñeca''. Ese juego con los dedos me interesó de inmediato e intenté imitarlo. Cuando al fin logré trazar correctamente las letras, estaba embargada de placer y orgullo infantil.Corrí a la planta baja para ver a mi madre, alcé la mano y tracé las letras: m-u-ñ-e-c-a. No sabía que estaba deletreando una palabra, ni siquiera que existían las palabras; solo movía las manos en una imitación simiesca. En los días que siguieron aprendí a deletrear inadvertidamente muchas palabras, entre ellas alfiler, sombrero, gorra y algunos verbos como sentarse, levantarse y caminar. Pero necesité varias semanas con mi maestra para comprender que todo tiene un nombre"
Hellen Keller
Anne enseñó a Hellen los carácteres alfabéticos deletreándolos sobre la palma de la mano, y a entender lo que hablaba tocando sus labios y poniendo sus dedos sobre su garganta, para identificar las palabras por las vibraciones que produce la voz (método Tadoma).

 A los ocho años de edad Hellen ingresó en el Instituto Perkins para ciegos, y debido a su capacidad para afrontar retos, llegó a graduarse con Matrícula de Honor en el College Radcliffe de Cambridge (Massachusetts) en 1904, a los 24 años de edad. Anne estuvo siempre a su lado, y fué su intérprete en todo momento. 

Hellen no solo aprendió a leer y escribir en Braille, sino también otras lenguas, como francés, alemán, griego y latín. Fué la primera mujer invidente que llegó a la universidad, y se doctoró en Ciencias y en Filosofía y Letras. A los 31 años de edad se afilió al partido socialista y realizó campañas activas para apoyar a las clases trabajadoras, debido a que era una de la personas más famosas e influyentes de los Estados Unidos. Fué una de las primeras mujeres activistas políticas, quien emprendiera una lucha incansable por el derecho al sufragio de las mujeres; y consiguió de esta forma muchos logros gracias a reformas sociales y políticas. Luchó estoicamente por los derechos de los discapacitados, creando una fundación para la prevención de la ceguera.


Hellen siempre contó con la compañía incondicional de su instructura Anne. Juntas viajaron a numeros países, y llegaron a tener relaciones de amistad con personalidades de la época, tales como Alexader Graham Bell, Mark Twain y Charlie Chaplin.


En 1964, Helen fue galardonada con la Medalla Presidencial de la Amistad, el más alto premio para personas civiles otorgada por el presidente Lyndon Johnson. Un año más tarde fue elegida como La mujer del “Salón de la Fama” en la Feria Mundial de Nueva York.
Hellen llegó a escribir en Braille hasta once obras:   La historia de mi vida (1902), Dejadme tener confianza (1940) o Luz en mi Oscuridad (1960), así como numerosos artículos. Su vida y la de Anne Sullivan fueron argumento para varias películas (The Miracle Worker).




En este vídeo podemos ver a Hellen Keller superando las barreras de sus sentidos; interpretando carácteres alfabéticos sobre la palma de su mano, leyendo en Braille e identificando palabras habladas mediante las vibraciones que se producen en la garganta (método Tadoma).



"Esta mañana Helen se levantó como una hada radiante. Ha volado de objeto en objeto, preguntando el nombre de todo y besándome de pura satisfacción. Anoche, cuando me acosté, se acurrucó contra mí sin que yo se lo pidiera y me besó por primera vez, y creí que mi corazón estallaría, tan colmado estaba de alegría."
"El conocimiento es amor y luz y visión."
Anne Sullivan


Escrito por el Instituto de Oftalmología Avanzada
Esther López Artero
Dpto. Terapia visual.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada