domingo, 4 de septiembre de 2016

CÓRNEA GUTTATA. DISTROFIA ENDOTELIAL DE FUCHS



La córnea es la primera lente del ojo, es un tejido trasparente que esta tapizado en su cara interna por unas células de forma hexagonal llamadas células endoteliales cuya función es mantener la córnea seca y transparente bombeando el líquido desde el estroma hacia la cámara anterior.
Las células endoteliales pierden la capacidad de dividirse a partir del nacimiento, sin embargo tienen la capacidad de extenderse y mantener una fuerte unión con las células adyacentes para prevenir el paso de humor acuoso hacia el estroma corneal. De esta forma compensan la pérdida de células por el envejecimiento, las cirugías intraoculares y el traumatismo
En un adulto joven existen entre 3000 y 3500 células / mm2 estimándose como críticas cifras de 500 – 700 células / mm2. A partir de estas cifras la córnea empieza a edematizarse.

Recuento endotelial en córnea normal sin patología. Células endoteliales con forma hexagonal, regulares y totalmente cohesionadas (sin espacios vacíos adyacentes). Densidad celular (CD)= 2479 células/mm2.
Con la edad el endotelio experimenta cambios morfológicos y funcionales, a partir de los 18 años la densidad corneal desciende un 0,6% anual y parece que ésta pérdida es estable a lo largo del tiempo. Esto se acompaña de aumento en el tamaño de las células (Polimegatismo) y cambio en la forma de las mismas (Pleomorfismo). A partir del nacimiento y hasta la segunda década de la vida, el porcentaje de hexagonalidad de las células endoteliales disminuye desde un 75% a un 60%, valor considerado como normal en el adulto.
Cuanto más bajo es el número de células endoteliales, mayor es la variación del tamaño celular (coeficiente de variación) y cuanto más marcada es la variación de la forma de las células (poca hexagonalidad) menos sano será el endotelio.

La distrofia endotelial de Fuchs es una anomalía hereditaria autosómica dominante bilateral de la córnea, normalmente asimétrica que aparece con más frecuencia en mujeres mayores de 40 años y progresa lentamente. Esta distrofia que afecta al endotelio, da como resultado varios grados de edema epitelial o estromal que causan dolor y disminución de la agudeza visual.

Imagen biomicroscópica de córnea guttata en una Distrofia endotelial de Fuchs. Se aprecia la pérdida de transparencia de la córnea.
Las guttas se consideran el hallazgo principal de la enfermedad que se ven como indentaciones en forma de puntos en la zona central progresando hacia la periferia en estadios avanzados. En fases iniciales la cornea se engruesa sin afectarse la visión, en los casos más avanzados se manifiesta un edema epitelial con dispersión de la luz y pérdida de la calidad visual. En estadios tardíos se forman bullas dolorosas y disminuye drásticamente la visión.

Guttas en medio de las células endoteliales, con aumento en el tamaño de las células (Polimegatismo) y cambio en la forma de las mismas (Pleomorfismo).

Escrito por Innova Ocular IOA Madrid.
Dra. Blanca Poyales.
Responsable de la Unidad de Córnea. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario