jueves, 14 de agosto de 2014

CIRUGÍA DE GLAUCOMA CON CICLOABLACIÓN SELECTIVA MEDIANTE ULTRASONIDOS: UC3

El glaucoma  es una enfermedad ocular que se puede definir como una neurodegeneración progresiva del nervio óptico,  que puede acabar en ceguera. 
La mayoría de los casos diagnosticados, requieren para su control el uso de medicamentos hipotensores oculares, ya
que la presión intraocular es el único factor modificable que podemos tratar en esta patología. 



Cuando a pesar de los tratamientos médicos adecuados, se constata progresión, el siguiente escalón terapéutico consiste en la cirugía del glaucoma tanto filtrante como no filtrante. 

En el último caso en el que a pesar de las medidas anteriores, la enfermedad empeora, se indica tratamientos  ciclodestructivos del  cuerpo ciliar  ( localización anatómica retroiridina donde se produce el humor acuoso).



La destrucción del cuerpo ciliar se   puede realizar mediante frio (crioablación), mediante láser térmico ( endocicloablación  si se realiza con una sonda intraocular, cicloablación si se realiza transescleral ) y la nueva técnica que estamos utilizando que es la  Cicloablación Selectiva
mediante Ultrasonidos UC3
.

En este procedimiento, la corriente eléctrica se convierte en ultrasonidos que son emitidos selectivamente en  seis zonas  previamente  seleccionadas. El ultrasonido calienta el cuerpo ciliar y lo convierte en hipofuncionante, produciendo menos humor acuoso, y por lo tanto disminuyendo la presión introcular. 


Esta técnica se realiza bajo anestesia peribulbar, para evitar  movimientos bruscos del ojo del paciente y sobre todo para anestesiar la zona, ya que puede resultar molesto.
Una de los pasos más importantes en el procedimiento, es calcular el tamaño de la sonda que se va a utilizar, con el fin de localizar exactamente ,  donde focalizar el impacto de los ultrasonidos. 
Sonda que se utiliza para la cicloablación selectiva.

Esto se realiza mediante la realización de un Visante de Cámara Anterior   y una Biometría ocular,  obteniendo así el blanco-blanco, dato fundamental para que la casa comercial nos calcule exactamente el material a utilizar. La realización de un cálculo incorrecto, nos llevaría a no localizar exactamente la diana, fracasando en nuestro empeño de disminuir la presión intraocular.

VISANTE-OCT de Zeiss, nos permite medir el diámetro de la cámara anterior o blanco-blanco.

Aunque es una técnica reciente, los resultados obtenidos son alentadores, ya que se consigue una reducción media del 40%, disminuyendo los riesgos y las complicaciones asociadas a otros procedimientos ciclodestructivos,  debemos recordar, que  por el momento, es una técnica que
se indica  en casos de glaucomas terminales y en ojos ciegos dolorosos.



Dr. Aitor Fernández
Responsable Unidad de Glaucoma del Instituto de Oftalmología Avanzada  -  Madrid


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada