miércoles, 26 de septiembre de 2012

VISIÓN DE COLORES. DISCRIMINACIÓN CROMÁTICA DEL OJO HUMANO



Supongo que algo tan aparentemente simple y fácil de plantearse no lo es tanto a la hora el explicar por qué ocurre.
La visión de los colores se debe a la adaptación del ojo a la luz y depende los conos retiniano. Cuando la iluminación se reduce los objetos pierden el color según un orden determinado: primero el rojo, después amarillo, verde y por último el azul. 
La parte del espectro electromagnético que el ojo humano es capaz de percibir es el llamado espectro visible. A la radiación electromagnética en este rango de longitudes de onda se le llama luz visible o simplemente luz. El intervalo de longittudes de onda que se encuentran dentro del rango de luz visible para un ojo humano va desde 400 a 700 nanómetros, aunque algunas personas son capaces de percibir desde 380 a 780 nanómetros.



El color que vemos depende de la pigmentación de los objetos, de la composición de la luz incidente en él y de las características del sistema visual del observador. 
Esta pigmentación es la responsable de absorber y reflejar la luz incidente en el objeto.

Por ejemplo: una manzana roja absorbe longitudes de onda largas y cortas, y refleja las largas; de forma que cuando el sol ilumina la manzana la luz reflejada que llegará a nuestros ojos tendrá un pico ancho pronunciado en las longitudes de onda largas, que corresponden al rojo.


Entre 1670 y 1672, Isaac Newton demostró mediante la proyección de una luz blanca, a través de un prisma, que estaba formada por una banda de colores (rojo, naranja, amarillo, verde, cian, azul y violeta).

Para definir un color lo podemos hacer mediante tres parámetros que lo individualizan denominados "Atributos Psicofísicos" o "Trivarianza Visual". Estos son:
  
- Tono: Primera respuesta que se da sobre qué color tiene un objeto (rojo, amarillo, verde, azul o una combinación de dos de ellos).

- Luminosidad o Brillo: Sensación visual por la que un objeto parece emitir más o menos luz.

- Saturación o Pureza: Depende de la cantidad de blanco que un color tenga mezclado. Un color es más puro o saturado, cuanto menos blanco tenga.

DISCRIMINACIÓN CROMÁTICA

El sistema visual humano tiene una capacidad limitada para diferenciar colores, aún así teniendo colores con solo tres estímulos distintos. Esto es común en observadores con alguna anomalía en la visión del color, que pueden confundir colores de distinto tono, pero también le puede suceder a observadores con una visión normal del color.
Un observador normal puede ver claramente distintos un color verde y otro azul, pero si poco a poco al verde le vamos aumentando color azul en su composición, y al azul en la misma medida le aumentamos color verde en su composición llegará un momento en el que el observador no pueda distinguirlos, aunque no se haya llegado a igualar los valores "triestímulo".

Hay varias células fotorreceptores en la retina encargadas de la discriminación cromática. 
En la región periférica de la retina se halla más densidad de células fotorreceptoras llamadas bastones, responsables de la visión en condiciones de baja iluminación; y conforme nos acercamos a la fóvea disminuye la densidad de estos y aumenta la de conos (los responsables de la discriminación cromática en condiciones de alta iluminación). Tanto los conos como los bastones convergen en las células bipolares que a su vez convergen en la células ganglionares. También hay dos tipos de células en la capa nuclear interna que transmiten implusos, las células horizontales y las células amacrinas. 

Hay tres tipos distintos de conos encargados de la absorción de la longitud de onda correspondiente para cada color primario. Por ejemplo, la absorción de la luz de los tres tipos de conos, son máximas en 445nm (conos azules), 535nm (conos verdes) y 570nm (conos rojos). 

¿Cómo interpreta el sistema nervioso la visión del color naranja? 

Si una luz monocromática de 580nm, produce un 99% de estimulación máxima de los conos rojos, y en los conos verdes un estímulo aproximado del 42% y en los azules no produce estímulo. En definitiva, estas relaciones de estimulación de los tres tipos de conos: 99:42:0 da al sistema nervioso la visión del naranja.

TESTS DE DISCRIMINACIÓN CROMÁTICA

- Test de Ishihara: Se trata de un test que sirve para detectar anomalías en la percepción del color. Debe su nombre a su creador Dr. Shinobu Ishihara, profesor de la Universidad de Tokyo, que publicó sus pruebas por primera vez en el año 1917.
La prueba consiste en una serie de Láminas (38), destinadas a suministrar una valoración rápida y exacta de la deficiencia congénita de la visión cromática del color rojo-verde (daltonismo). La mayoría de los casos de deficiencia congénita de visión cromática se ciñen al rojo-verde, pudiendo ser de dos tipos: 

1. Protánico:
  • Protanopía (absoluta): El espectro visible del paciente en su extremo rojo es menos que el normal, y la parte de espectro que normalmente aparece como azul-verde se ve gris. El conjunto visible del espectro consiste en estos casos en dos áreas separadas por una zona gris. El rojo, con un ligero matiz púrpura, o sea el complementario del azul verde, aparece gris.  
  • Protanomalía (parcial): No aparece gris ninguna parte del espectro, pero la parte que se ve gris en los casos de protanopía aparece como un color indefinido, grisáceo.
 
2. Deutánico:

  • Deuteranopía (absoluta): La parte del espectro que normalmente se ve verde, aparece gris, estando al alcance visible de dicho espectro dividido por dicha zona en dos áreas, cada una de las cuales aparece como un sistema de color. El espectro visible no queda limitado como ocurre en los casos de protanopía. El púrpura-rojo, complementario del verde, aparece también como gris.
  • Deuteranomalía (parcial): No aparece gris ninguna parte del espectro, pero la parte que se ve gris en los casos de deuteranopía aparece con un color distinto, parecido al gris.
Hay también un grupo muy escaso de personas que padecen ceguera total al color, con imposibilidad de distinguir cualquier variación cromática, normalmente también con deficiencias de la visión central con fotofobia y nistagmus. Un defecto de apreciación del azul y del amarillo pueden denominarse tritanomalía si es parcial y tritanopía si es absoluto, pero tales casos son muy raros de encontrarse.
 En esta lámina de Ishihara, un individuo normal verá el número 5, mientras que un daltónico (ceguera para el rojo o el verde) verá un 2.


Escrito por el Instituto de Oftalmología Avanzada
Esther López Artero
Dpto. Optometría clínica. 

                  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada