miércoles, 1 de agosto de 2012

QUERATOPATÍA POR AMIODARONA

 Se trata de una alteración o patología de la cornea inducida por este fármaco. La Amiodarona se utiliza en el tratamiento de diversas arritmias cardíacas. Tiene una vida media de 26 a 160 horas y se asocia con frecuencia con trastornos oculares que dependen de la dosis y de la duración de la terapia. Practicamente todos los pacientes con amiodarona presentan queratopatía, que es reversible al interrumpir el tratamiento. En general cuanto mayor es la dosis y más prolongada es la duración de la administración, más avanzados están los depósitos corneales. Además, aproxidamente en el 50% de los pacientes con dosis moderadas o altas se producen depósitos subcapsulares anteriores en el cristalino sin síntomas visuales. Por este motivo, los controles oftalmológicos deben realizarse al inicio y, luego, cada 6 a 12 meses. La estructura ocular más afectada es la córnea; las opacidades superficiales se observan en el 69% a 100% de los pacientes tratados con amiodarona. Sin embargo, el trastorno más grave es la neuropatía óptica, que se presenta con una incidencia estimada del 1.79%. Se desconoce el mecanismo por el cual la amiodarona ocasiona esta enfermedad, pero es probable que se deba a trastornos en la acumulación de lípidos. En ocasiones es difícil establecer el diagnóstico diferencial entre la neuropatía óptica inducida por amiodarona y la neuropatía óptica isquémica anterior. Ante la primera sospecha de neuropatía, el tratamiento debe interrumpirse.

A continuación presentamos un caso clínico de un paciente que presenta Queratopatía por Amiodarona:  
Varón, 74 años acude a consulta rutinaria sin sintomatología aparente. Al completar su historia clínica presenta antecedentes generales de Fibrilación auricular paroxística, hipertensión arterial e hiperplasia prostática. Se encuentra en tratamiento con Trangorex (Amiodarona hidrocloruro), Sintrom, Omnic Ocas y Enalapril. Al preguntarle más sobre su tratamiento con Amiodarona nos cuenta que este ha sido ininterrumpido durante tres años hasta ahora por prescripción médica. 
En el examen optométrico presenta una Agudeza visual con su corrección de 20/20 por ambos ojos. Tiene una refracción en el O.D -1.00 esf  -1.50 cil  a  100º; y en el O.I -1.25 esf  -1.00 cil  a  90º, y con una Adición de +2.50D llega a una Agudeza visual próxima de 20/20. Tiene una presión intraocular de 12mm de Hg en ambos ojos medida con tonómetro de aire.
En el examen biomicroscópico se ven micro-depósitos corneales en el tercio inferior corneal, por debajo del borde pupilar, en forma de espiral formando un remolino o "bigotes" respetando el limbo y catarata nuclear 2+ en ambos ojos. En la exploración fondoscópica no se hallan alteraciones significativas de polo posterior. 

DIAGNÓSTICO

 Queratopatía en remolino por Amiodarona sin alteraciones visuales. 

MANEJO DEL CASO 
Es muy frecuente que se den micro-depósitos corneales, normalmente limitados al área sub-pupilar 
Se pauta revisión con su cardiólogo para nueva valoración. Hasta el momento no sufre ninguna alteración visual, pero si los depósitos siguen creciendo podría percibir halos coloreados ante luz muy intensa, o visión borrosa.
Los micro-depósitos corneales son reversibles al suprimir el tratamiento.

CONCLUSIONES

Es relevante conocer bien la historia clínica del paciente, y los fármacos que está tomando; ya que esto resulta esencial para un buen diagnóstico diferencial y manejo de enfermedades oculares inducidas por fármacos como ésta.


Escrito por el Instituto de Oftalmología Avanzada
Esther López Artero
Dpto. Optometría clínica. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario