jueves, 13 de diciembre de 2018

13 de diciembre. Santa Lucía patrona de los oftalmólogos y Santa Otilia patrona de los optometristas

Tal día como hoy, 13 de diciembre, celebramos anualmente el día de Santa Otilia y Santa Lucía, patronas de optometristas y oftalmólogos respectivamente. El santoral católico las relaciona con la curación milagrosa de enfermedades de la vista, y se festeja el mismo día porque según la tradición ambas murieron el 13 de diciembre. Os contamos su leyenda y su relación con nuestros gremios profesionales.

SANTA LUCÍA 

Santa Lucía por Domenico di Pace Beccafumi. Año 1521.

Nacida en Siracusa (provincia romana de Sicilia) en una familia noble, consagró su vida a la fe cristiana mientras que su madre la comprometía con un noble romano. Tras caer enferma su madre y recuperárse milagrosamente gracias a la fe de su hija, se suspendió el compromiso y se donó la dote en beneficio de los pobres. Su prometido romano en venganza la denunció por profesar la religión cristiana, y Santa Lucía fue llevada a juicio, martirizada y asesinada al atravesarle la garganta con una espada; y según el último relato latino (sigo VI-VII), sacarle los ojos. Su iconografía más popular es la de una joven sosteniendo sus ojos en una bandeja. 
  • Es la patrona de la vista, de los oftalmólogos, de los pobres, los ciegos y de los niños enfermos. 
  • La relación entre Lucía y los ojos, que hace de esta santa protectora de la vista, se explica en la iconografía de la Edad Media y deriva de la cercanía etimológica del nombre griego "Lucía" con el término latino "lux" (luz).
  • Existe la leyenda de que fue la belleza de los ojos de Lucía la que no permitía descansar a uno de los pretendientes, por lo que ella se los arrancó y se los envió. Lleno de remordimiento e impresionado por el valor de Lucía, el pretendiente se convirtió al cristianismo.
  • Una leyenda medieval decía que, cuando Lucía estaba en el tribunal, aun sin ojos, seguía viendo. 


SANTA OTILIA 
 
Iconografía: suele representarse vestida de abadesa con un libro de Regla Benedictina sobre el que reposan unos ojos.


La historia de Santa Otilia (Odilia originalmente) cuenta que era hija de un duque alsaciano, pero al nacer ciega, su padre la repudió. Su madre la envió a un convento donde creció en la fe cristiana y, a la edad de 12 años, fue bautizada, momento en el que milagrosamente recuperó la visión.

Posteriormente volvió con su familia, pero acabó huyendo a la Selva Negra cuando su padre decidió casarla, contrariando sus deseos monásticos. Allí construyó un altar del que brotó un manantial que pronto atrajo a multitud de fieles, ya que se decía que curaba las enfermedades de los ojos. Finalmente su padre convencido de su santidad le regaló el castillo de Hohenburg (Odilienberg o Mont Saint Odile) para transformarlo en un monasterio en el que Otilia sería la abadesa. En este mismo lugar fundó un hospital y la iglesia de San Juan, donde falleció el 13 de diciembre del año 720 d.C. y donde se conserva su cuerpo. 



Fuentes
  1. Sardella, T (2000). «Lucía». En Leonardi, C.; Riccardi, A.; Zarri, G. Diccionario de los Santos. Volumen II. Madrid: San Pablo. pp. 1494-1497. ISBN 84-285-2259-6. 
  2. Pérez-Rioja, José Antonio (1971). «Lucía, Santa (s. III)». Diccionario de símbolos y mitos. Madrid: Editorial Tecnos. p. 275. ISBN 84-309-4535-0.
  3. http://www.preguntasantoral.es/2010/10/santas-lucia-y-otilia/
  4. https://dofa.ua.es/es/jornadas-y-otras-actividades/quien-fue-santa-otilia-articulo-elaborado-por-el-optico-optometrista-rafael-jose-perez-cambrodi.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario