jueves, 2 de junio de 2016

RIESGOS DE LA COMPRA DE LENTES DE CONTACTO POR INTERNET: MOLDEAMIENTO CORNEAL. A PROPÓSITO DE UN CASO.


La accesibilidad y facilidad para realizar compras de todo tipo por internet ha supuesto una ventaja enorme para la sociedad, puesto que tenemos al alcance de la mano productos que hace unos años hubiera sido complicado conseguir y además con la ventaja de que nos lo traen hasta la puerta de nuestro domicilio.
Pero hay determinados casos en los que la facilidad de obtención de artículos por internet puede llegar a convertirse en un inconveniente: medicamentos, ciertos cosméticos, productos de óptica….  Hemos visto ya varias noticias de compra de medicamentos vía internet los cuáles no sólo no producían el efecto médico esperado sino que algunos incluso ocasionaban efectos nocivos para la salud: falsas viagras, medicamentos para adelgazar, anticaída del cabello…..
En los productos de óptica ocurre lo mismo: gafas de sol con lentes de baja calidad que pueden  dañar nuestros ojos, gafas graduadas sin comprobar previamente si se ajustan a nuestros parámetros faciales, centrado, distancia lente-ojo….  Y peor aún en el caso de adquisición de lentes de contacto por internet. Toda adaptación de lentes de contacto debe realizarse en un establecimiento de óptica, bajo la supervisión de un optometrista: se le comprobará la graduación correcta para obtener la visión óptima de cada ojo, revisará el estado de su ojo, la función lagrimal y realizará mediciones de curvatura y diámetro corneales, parámetros necesarios para elegir la primera lente de contacto a probar.
El paciente tendrá que acudir en varias sesiones a la óptica, aumentando progresivamente el horario de porte de las lentes, para que el optometrista vaya revisando la visión que alcanza con ellas, el movimiento y centrado de las mismas dentro del ojo y observar que no produzcan ningún efecto indeseado (enrojecimiento, sequedad, inflamación….). En estas revisiones también el optometrista enseñará al paciente cómo tiene que poner y quitarse las lentes de contacto, los protocolos de higiene que debe realizar y la desinfección de las lentes si es el caso. Si ocurre algún efecto adverso durante la adaptación, se procede a cambiar de tipo de lente de contacto, material, casa comercial…. hasta que se encuentra la lente idónea. Llegados a este punto, el optometrista pide las lentes definitivas y aquí finalizaría la adaptación, quedando pendiente posteriores revisiones tras varios meses usándolas para ver si no hay variaciones de visión, porte de las lentes y ver el estado de las mismas.
Si nos saltamos alguno de estos pasos (o todos) adquiriendo las lentes de contacto directamente por internet, probablemente la adaptación no será correcta y nos podremos encontraremos con alguno de estos problemas: deficiente agudeza visual, movimiento o centrado de la lente incorrectos, moldeamiento corneal (warpage) o incluso queratitis…
Como ejemplo exponemos un caso que ocurrió en nuestra clínica:
-        Paciente de 40 años, usuaria de lentes de contacto blandas tóricas de reemplazo mensual (LC), las cuales compra por internet y además suele alargar su sustitución hasta los dos meses en alguna ocasión. Acude a nuestra consulta porque últimamente nota pérdida de visión, principalmente cuando usa el ordenador, móvil… y lleva solamente 24h de descanso sin las LC. Examinando con lámpara de hendidura, observamos que tiene una cierta queratitis en zona inferior corneal y pannus (vascularización corneal en la región periférica). Procedemos a graduarle y hacerle una topografía y el resultado es el siguiente:
 

ESFERA LEJOS
CILINDRO
EJE
AGUDEZA VISUAL
OJO DERECHO
-18.75
-2.00
35º
0.5--
OJO IZQUIERDO
-17.00
-1.50
115º
0.4-



 
En las topografías observamos una incurvación inferior en ambos ojos, compatible con queratocono y/o moldeamiento corneal por las lentes de contacto. Hablamos con el paciente y le recomendamos dejar de usar las LCs, que no se frote los ojos y que volveremos a comprobarle la graduación y topografía en 15 días.
En esa siguiente visita, comprobamos que la graduación es inferior a la del primer día y también las córneas tienen menor incurvación en la zona inferior, lo que nos indica que tiene una deformación corneal temporal (warpage) originada por una adaptación incorrecta de las LCs. Volvemos a citar al paciente con más tiempo de descanso de LCs y, tras dos meses sin ponérselas, la queratisis ha remitido y los resultados de graduación y topografía son los siguientes:
 

ESFERA LEJOS
CILINDRO
EJE
AGUDEZA VISUAL
OJO DERECHO
-16.00
-1.00
40º
0.8++
OJO IZQUIERDO
-16.50
-0.75
135º
0.8++







Observamos que ha disminuido la incurvación corneal de ambos ojos y debido a ello, la graduación también es menor y su agudeza visual ha mejorado en ambos ojos. A continuación mostramos los mapas topográficos que ofrecen la curvatura corneal diferencial entre la revisión inicial y esta última:



Como hemos visto en este caso, no tener adaptadas correctamente las LCs le supuso a este paciente presentar queratitis en ambos ojos, pannus corneal y una graduación incorrecta, por lo que presentaba una visión inferior a la que realmente tenía. Éste es un ejemplo de la importancia de realizar la compra de productos de óptica en los propios establecimientos, bajo la supervisión del optometrista, y no a través de internet.

Escrito por Innova Ocular IOA Madrid

David Medel Del Castillo.
Responsable Dpto. Optometría Clínica.

2 comentarios:

  1. Excelente! articulo. Es posible ver fotografías oculares de este caso especifico. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Lo sentimos, pero no disponemos de fotografías de este caso. Un saludo.

      Eliminar