domingo, 8 de enero de 2012

MÁS VISIÓN Y ARTE

Si preguntamos a cualquiera sobre el posible defecto de visión que pudo sufrir El Greco e influyó en la morfología y estilo de su obra, nos diría sin dudarlo ni un momento que este sería el astigmatismo. La característica más reconocible del estilo de El Greco es sin duda el alargamiento de la figuras, que es el mismo efecto visual que causaría mirar a través de un lente cilíndrico. Este nos simularía una distorsión de la imagen en la orientación del astigmatismo  En todas sus obras las figuras suelen tener las extremidades alargadas, cabezas pequeñas y estilizadas, lo cual se puede ver de forma exagerada en los últimos trabajos de El Greco. 
El entierro del Conde Orgaz, es un gran cuadro pintado al óleo por El Greco realizado para la parroquía de Santo Tomé de Toledo, entre los años 1586 y 1588. La pintura se encuentra conservada en este mismo lugar, y se considera una de las mejores obras del autor y más admirada.


¿PODRÍA DEBERSE EL ESTILO ÚNICO DE LAS COMPOSICIONES PICTÓRICAS DE EL GRECO AL ASTIGMATISMO?

Se ha sugerido que muchos pintores, incluyendo, Holbein, Cranach el viejo, Botticelli, Tiziano, Modigliani, y El Greco, han sufrido de astigmatismo. Esta sugerencia se basa en la cognición de que el astigmatismo  induce una elongación unidireccional en la percepción de los objetos. Por ejemplo, una lente cilíndrica que se utiliza para corregir el astigmatismo, causa que una elipse se vea como un círculo y viceversa. Del mismo modo al mirar una de las pinturas de El Greco a través de una lente cilíndrica en la orientación adecuada se eliminarían las distorsiones.

Sin embargo, hay varios argumentos que contradicen esta teoría:

- En primer lugar, se ha observado que la tendencia de El Greco para la elongación es simplemente estilística y se remonta a las épocas bizantinas y manieristas.  

- En segundo lugar, las distorsiones alargadas de El Greco no sólo se producen en una dirección como era de esperar con el astigmatismo; mientras que la mayoría de sus cuerpos humanos se extienden verticalmente, los dedos lo hacen horizontalmente. 

- En tercer lugar, en su obra más reconocida, El entierro del Conde Orgaz (ver arriba), las distorsiones verticales no son uniformes, normalmente hay cifras proporcionadas, así como distorsionadas. 
 
- En cuarto lugar, las distorsiones en las pinturas de El Greco han ido progresando a lo largo de su carrera. Sin embargo, el eje y la potencia del astigmatismo no suelen incrementarse con la edad.  

- En quinto lugar, mientras que el eje de astigmatismo normalmente cambia con la edad desde el eje vertical ("con-la-regla astigmatismo") para el eje horizontal ("contra-la-regla astigmatismo") que no había indicios de este cambio en la obra de El Greco .  
- En sexto y  último lugar, y quizás el más concluyente, de rayos X de los análisis de algunas de las obras de El Greco, revela que los datos subyacentes fueron pintados en las proporciones normales.

Por lo tanto es probable que sea más razonable concluir que las tendencias distorsionadas en las obras de El Greco se atribuyen a un estilo de propósito y no a una anomalía visual.

Visión del Apocalipsis. Óleo sobre tela, que pintó entre 1608 y 1614; que actualmente se conserva en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. El tema está tomado del Libro del Apocalipsis  donde las almas de los mártires perseguidos gritan a Dios clamando justicia sobre sus perseguidores sobre la tierra. 

Los experimentos de un psicólogo llamado Stuart Anstis, de la Universidad de California,  demuestran que las personas que sufren astigmatismo están adaptados a su visión, y son capaces de dibujar los objetos con proporciones reales, al igual que otras personas sin este defecto refractivo.

La idea de que El Greco veía las imágenes distorsionadas a causa del astigmatismo se ha venido barajando desde principios de siglo. Según los defensores de esta hipótesis, Holbein, pintaba figuras anchas y achatadas, debido a que también podría haber sufrido astigmatismo. Sin embargo, hay muchas personas que no están de acuerdo con la teoría anterior y defienden que si la distorsión se daba al ver a sus modelos, también se daría al ver las figuras de sus cuadros, por tanto, esta deformación se anularía.

Anstis puso a prueba la teoría del astigmatismo, planteándose que no existía ninguna razón para teorizar sobre un fenómeno que podía observarse empíricamente.

EL EXPERIMENTO DE ANSTIS:

Reprodujo el supuesto astigmatismo de El Greco en un grupo de voluntarios. Les ocluyó un ojo, y ajustó la visión del otro con un monóculo que estiraba la imagen horizontalmente.

RESULTADOS: 
Cuando estos voluntarios dibujaban un cuadrado de memoria, dibujaban un rectángulo alargado y en posición vertical; pero si se les mostraba un cuadrado para que lo copiaran, eran capaces de reproducirlo perfectamente. El siguiente paso fue convencer a uno de los voluntarios para que llevara el monóculo unos cuatros días, y de esta forma ver si las personas pueden adaptarse al astigmatismo artificial. Tras portar el monóculo cilíndrico durante unos días la persona voluntaria actuaba como si tuviera visión normal, y no viera deformados los objetos, como bien predijo el psicólogo Stuart Anstis.

2 comentarios:

  1. El experimento de Antsis no me resulta del todo convincente, dado que si por experiencias previas el cerebro ya ha interpretado cómo es un círculo, cómo se dibuja etc..., es posible que el sujeto lo haya dibujado "de memoria", echando mano de la propiocepción y la cognición.
    Muchos pacientes portadores de cilindros puros de 2,50 dioptrias invierten mucho esfuerzo en lograr buena vision sin ayudas a todas las distancias, no sólo en lejos...
    Me choca que el señor Anstis no se haya preocupado en elegir sujetos astigmatas...

    ResponderEliminar
  2. Lo que trató de de demostar Anstis es que si la distorsión en la visión de El Greco se hubiera producido al ver a sus modelos, también se hubiera dado al ver las figuras de sus cuadros, quedando por tanto anulada dicha deformación. Creo que con el siguiente ejemplo se va a entender mejor: Podríamos imaginar que yo poseo un “defecto o aberración óptica” en mis ojos que me provoca visualizar los círculos como cuadrados; si deseara pintar la luna lluna tal y como es, ¿cómo dibujaría el cuadro? La respuesta es que la pintaría redonda, tal y como es en la realidad, puesto que también esa luna la vería, a través de mis ojos, como un cuadrado. Ambas lunas, la real y la pintada, estarían deformadas idénticamente en mi retina.

    Además, si El Greco viera los objetos cabeza abajo, tampoco podría detectarse en su pintura. Lo mismo que si viera el espectro invertido (el azul como rojo y el rojo como azul).....

    Como bien dices, los sujetos astigmátas invierten mucho esfuerzo en enfocar las imágenes que ven desenfocadas por su defecto refractivo, pero para ello si no son présbitas, se ayudan de la acomodación para tratar de enfocar la imagen astigmática en la zona de menor confusión más próxima a la retina.

    Para terminar, creo que Anstis no eligió sujetos astígmatas en su experimento, porque lo que quería era averiguar si las personas pueden llegar a adaptarse a una visión con este tipo de defecto, o no.

    ResponderEliminar