martes, 14 de junio de 2011

VER EL MUNDO EN ESTÉREO POR EDUARD PUNSET (REDES)

Cuando miramos un objeto cercano sobre un fondo más distante, somos capaces de percibir el espacio que hay en medio. Sin embargo, una de cada veinte personas ve el mundo como si fuese plano. Muchas, ni siquiera son concientes de su carencia pero, con una terapia adecuada, pueden lograr ver el mundo en tres dimensiones. Susan Barry, neurocientífica y autora del libro El mundo en estéreo, fue una de estas personas. En este capítulo de Redes, la autora explica a Eduard Punset las maravillas de la visión estereoscópica.
Palabras de Susan Barry:
Cuando era pequeña, digamos que cuando tenía dos o tres meses, cruzaba los ojos; si miraba con un ojo, el otro se desviaba hacia dentro y lo que veía era distinto. A partir de los cuatro meses, los bebés empiezan a querer alcanzar objetos, a querer agarrar las cosas. Pero si tus dos ojos miran en distintas direcciones a la vez, te va a resultar difícil saber dónde están las cosas. Vas a recibir dos imágenes distintas: una procedente de tu ojo derecho y la otra, de tu ojo izquierdo y son demasiado distintas como para que el cerebro las fusione en un punto único, así que tienes que aprender a suprimir un ojo. Y una de las formas de suprimir un ojo, es desviándolo todavía más. Así que a lo largo de toda mi vida, he aprendido a mirar con un solo ojo y desviar el otro hacia dentro, para ignorar lo que veía. Fíjate que gracias a eso fui capaz de agarrar objetos cuando tenía cuatro meses e intentaba coger las cosas. Con un año de edad, nuestros hábitos visuales, la forma en que utilizamos los ojos está consolidada, tenemos una forma de espabilarnos en nuestro entorno. Así que, para cambiar con cuarenta y ocho años de edad, tuve que romper con unos hábitos visuales que me habían acompañado durante cuarenta y ocho años y aprender algo nuevo: aprender a enfocar los dos ojos hacia el mismo punto y al mismo tiempo. Por eso, tenían que ser ejercicios muy conscientes, la terapia tenía que enseñarme hacia dónde miraban mis dos ojos para aprender a cambiar dicha dirección y dirigir los dos ojos hacia el mismo punto y al mismo tiempo. Y tenía que ser muy consciente de lo que estaba haciendo, tuve que practicar todos los días. No era un cambio espontáneo, tenía que venir con la práctica.

Por si os perdísteis el último programa de REDES, os dejamos el enlace para que todos los interesados en cómo se integra y funciona la visión en 3D lo podáis ver: http://www.rtve.es/television/20110608/ver-mundo-estereo/438194.shtml

http://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-ver-mundo-estereo/1127290/


Escrito por el Instituto de Oftalmología Avanzada
Esther López Artero
Dpto. Terapia visual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada