martes, 13 de junio de 2017

¿TIENEN TRATAMIENTO LAS OJERAS?


Hay dos motivos relevantes para tratar en consulta la estética del párpado inferior:  las ojeras y las bolsas de los ojos.
Las ojeras son una alteración en los tejidos y en la piel que forman el anillo periorbitario. Se caracterizan por ser de color oscuro o violáceo.

Los círculos oscuros o azulados alrededor de los ojos, conocidos comúnmente como "ojeras"  son un problema estético de difícil solución. Suelen producir un aspecto "cansado" de la mirada, empeoran con la edad y muchas veces afectan profundamente en el ánimo a los pacientes.
Las causas de las ojeras son variadas y  no se conoce con exactitud cómo se producen. Está implicado el depósito de melanina, el estancamiento sanguíneo con depósito de productos de degradación de la hemoglobina, de color oscuro,  y problemas estructurales orbitarios. En ocasiones, tiene un componente genético hereditario. Otras veces, puede ser inducido por medicamentos que tomamos o por ciertos colirios que se usan para tratar el glaucoma, por ejemplo. Puede haber un aumento de pigmentación secundaria a procesos alérgicos o en ocasiones la presión producida por unas bolsas palpebrales puede dificultar el retorno venoso. Pero muchas veces, la causa, como hemos dicho anteriormente, no se llega a identificar. Hay pocos estudios científicos sobre el tema y los resultados de los tratamientos cosméticos son a menudo frustrantes.
Se pueden clasificar en: 

  • OJERAS OSCURAS O MARRONES: Pueden ser a veces hereditarias o por frotamiento (inflamación), deshidratación, falta de vitamina E, fármacos, etc, que contribuyen a que la piel se pigmente en la zona por aumento local de la producción de melanina y aparezca esa coloración oscura.
  • OJERAS AZULES: Son producidas por cansancio y falta de sueño y también por factores ambientales que provocan mala circulación local, por alergias y asma, por frotamiento ocular (rotura de capilares), cuando hay fatiga visual, déficits nutricionales, anemia y también se asocian al consumo de determinados fármacos, tabaquismo (alteraciones de la microcirculación por la nicotina) y alcohol. 
  • OJERAS HUNDIDAS: Por alteración de la anatomía orbitaria que incluye tanto sombras producidas por bolsas como por hundimiento del surco lagrimal por pérdida de tejidos blandos. 
  • OJERAS MIXTAS: Que incluyen a la mayor parte, por participación de más de un factor de forma variable. 
 
Tradicionalmente, se han venido utilizando productos despigmentantes con resultados variables, dado que no siempre el aumento de pigmentación es el único factor, pero en InnovaOcular IOA Madrid utilizamos una variedad de tratamientos encaminados a mejorar el aspecto de esta zona tan delicada. Atacamos el problema de base cuando esto es posible o aplicamos  tratamientos conjuntos que mejoran los resultados tradicionales.
Las técnicas de microneedling han experimentado un fulgurante avance en los últimos años para tratar distintos problemas estéticos de la piel, como las cicatrices, arrugas, fotoenvejecimiento e hiperpigmentaciones tipo melasma. La técnica consiste en realizar múltiples micropunciones en la piel con agujas de muy pequeño calibre a alta velocidad. Debido a la poca penetración de las microagujas, totalmente calibrada, no se llega a las capas profundas de la dermis donde están las terminaciones nerviosas, con lo que el tratamiento es totalmente indoloro. Se nota solamente un ligero cosquilleo. Este tratamiento permite estimular por sí sola la microcirculación y la formación de colágeno dado que pone en marcha mecanismos de renovación celular. También permite la difusión de principios activos con moléculas de mayor tamaño que por sí solas no podrían alcanzar la dermis, ya que la piel es impermeable e impide que lleguen moléculas grandes a las capas profundas de la piel. Gracias a la apertura de estos microcanales, consiguen alcanzar la dermis (la capa más profunda de la piel) donde pueden realizar su función. Empleamos principios activos de gran eficacia en forma de nanosomas capaces de estimular la renovación celular y disminuir la hiperpigmentación de la zona donde se aplica.
La posibilidad de asociar estos tratamientos entre sí junto con determinados peelings químicos de efecto despigmentante, especialmente formulados para esa zona tan delicada, hacen que se pueda producir un efecto sinérgico (mayor que si se aplican por separado)  que mejore los resultados terapéuticos.
En el caso de que existan también defectos de volumen por hundimiento del canal lagrimal, las llamadas "ojeras hundidas", las tratamos inyectando un material de relleno biocompatible que permite atenuar las sombras y en determinados casos, disimular bolsas.

Antes de realizar el tratamiento de ojeras.

Después de realizar el tratamiento de ojeras (relleno).
El tratamiento no quirúrgico del surco lagrimal presenta una serie de retos: a diferencia de otros surcos faciales, requiere un tratamiento más técnico debido a  su amplitud, a la delgadez de la piel y a la cercanía de la órbita y el ojo. Por eso, debe ser llevado a cabo por un especialista formado en el tratamiento de esa zona facial, propia de la cirugía oculoplástica.
Las bolsas, en cambio, son un aumento en el volumen sobre todo del párpado inferior. Y se pueden distinguir tres tipos de bolsas:

-CUTÁNEAS: pérdida del tono muscular con descolgamiento y adelgazamiento de la piel.
-GRASAS: herniación de los paquetes grasos.
-LÍQUIDAS: producidas por edema y retención de liquidos. Suelen ser matutinas.. 
De éstas hablaremos en otra entrada, pues aunque a menudo se confunden en el lenguaje común, tienen características y tratamientos muy distintos de las ojeras.

Escrito por Innova Ocular IOA Madrid
Dra. Concepción Romero Royo
Unidad de Oculoplástica



No hay comentarios:

Publicar un comentario