lunes, 29 de junio de 2015

PTERIGION


El pterigion  es un sobrecrecimiento del tejido de la conjuntiva bulbar, ofrece un crecimiento de aspecto triangular y va avanzando  hacia la invasión corneal.
Recibe su nombre por su aspecto de ala triangular.

Constituye una hiperplasia fibrovascular de carácter benigno de la conjuntiva bulbar que invade la córnea. Habitualmente muestra un crecimiento horizontal que puede llegar a afectar el eje visual.

Puede ser unipolar (cuando sólo afecta a una parte) o bipolar, cuando afecta tanto a la parte temporal como a la nasal, es más frecuente en la nasal, también puede  ser unilateral o bilateral. 


 
En su observación se aprecian 3 áreas: cabeza, cuello y cuerpo.
  • La cabeza corresponde con el ápex de la lesión.
  • El cuello de la lesión conecta la cabeza con el cuerpo.
  • El cuerpo es la zona de mayor extensión, que se sitúa sobre la conjuntiva bulbar.

Según su morfología el pterigion puede ser: 
  • Atrófico: Los vasos epiesclerales por debajo del cuerpo del pterigion se distinguen claramente. 
  • Carnoso: El pterigion es grueso y los vasos epiesclerales debajo del cuerpo del pterigion quedan totalmente escondido. 
  • Intermedio: Si los vasos epiesclerales no se ven claramente o quedan escondidos en parte

Según su actividad puede ser:
  • Activo: Presenta sintomatología como ardor, dolor, sensación de cuerpo extraño, lagrimeo e historia de crecimiento.
  • Inactivo: No da sintomatología y no está en crecimiento   

Los grados del pterigion pueden ser:

·      Grado I: El pterigion penetra hasta el primer tercio entre el limbo y el área pupilar.
·      Grado II: El pterigion se encuentra en la mitad de la región que va del limbo al borde pupilar.

·      Grado III: El pterigion llega al borde pupilar.

·      Grado IV: El pterigion sobrepasa el borde pupilar.


 
La exposición a la radiación ultravioleta y los factores ambientales suelen ser las  entidades patogénicas más comunes  en esta patología.

El pterigion es más común en climas cálidos y secos, predomina en países comprendidos en el ecuador o cercanos al ecuador. Es más frecuente en el ámbito rural que en el urbano. No suele haber predominio del sexo femenino ni del masculino. El predomino del pterigion aumenta con la edad, pero es más frecuente entre grupos de población entre 20 y 50 años de edad.

Ana González Fernández
Dpto. Optometría Clínica



REFERENCIAS: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada